Hoy, 15 de octubre se celebra el santoral de Teresa de Ávila

Hoy, 15 de octubre se celebra el santoral de Teresa de Ávila (1515-1582), fundadora de las carmelitas descalzas. Apóstol incansable, escritora, poeta, mística excepcional. Es una de las grandes maestras de la vida espiritual.

Ermita de Santa Teresa de Ávila en Diadema Argentina
La historia de la ermita de Santa Teresa de Ávila, levantada cerca del Monasterio de San José de las Carmelitas Descalzas, en Diadema Argentina -a 27 kilómetros del casco céntrico de Comodoro Rivadavia-, surgió por iniciativa del Carmelo y de su Capellán, Padre Juan José Kosteki. Teresa de Ávila fue la fundadora de la Fundación San José de Ávila y la primera mujer nombrada. Doctora de la Iglesia. Más tarde fueron reconocidas también con ese título, Santa Catalina de Siena y otra carmelita descalza: Santa Teresita del Niño Jesús. El Monasterio ubicado en Diadema fue fundado en el año 1992 y es el que se encuentra más al sur de la República Argentina. Actualmente son catorce las monjas que residen en clausura en el Monasterio San José, quienes han entregado su vida a la oración, alejadas de todo lo mundano y viviendo del trabajo que realizan en el claustro.
Son mujeres de distintas edades que sintieron que su misión en esta vida era la de dedicarse pura y exclusivamente a Dios, cortando todos los vínculos con el exterior. Una de ellas, la Hermana Verónica Inés de Santa María, en diálogo telefónico, explicó con dedicación y detalle cómo se logró colocar la imagen de Santa Teresa en ese espacio triangular, que había quedado en el cruce de las calles, luego de la obra asfáltica. En el año 2013 aproximadamente comenzaron a pensar con el Capellán Juan José Kosteki, en la posibilidad de colocar una imagen de Santa Teresa de Ávila en el barrio, en conmemoración a los 500 años del nacimiento de la Santa que se cumplirían en el año 2015. Para ello se solicitó a COVIDIAR que cediera ese pequeño terreno, ubicado en la intersección de las calles Río Gallegos y Mascardi, considerando que este lugar no sólo se encontraba camino al Monasterio, sino también podía ser visto desde varios lugares a la vez. La imagen fue solicitada a un artista plástico mendocino, el escultor Ricardo Cubisino, quien había realizado una escultura para exterior de Santa Teresa de Ávila colocada en el centro del Monasterio de Mendoza. Sin embargo, el artista les explicó los riesgos de realizar una obra para el
exterior, por lo que optaron por armar una estructura para su protección. La imagen se realizó finalmente con resina, pintada al óleo, mientras que la vestimenta es de tela mojada en resina.
Esta escultura estuvo lista para el aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Ávila en el año 2015. Sin embargo en esa fecha no estaba terminada aún la obra del pedestal con cinco vidrios y el techo, por lo que lamentablemente, la imagen quedó por casi dos años dentro del Monasterio. Dado que las Carmelitas se sustentan con el trabajo que ofrecen a la comunidad y también con el aporte y colaboración de los feligreses, demoraron en concluir la ermita casi dos años, por lo que fue finalmente entronizada a mediados del año 2017. La Hermana Verónica explicó que mientras estuvo la imagen en el claustro, una de las hermanas le tomó el molde y realizó una copia, por lo que después de 2 años de estar expuesta la imagen original, fue cambiada por la réplica. Esto se debió a la necesidad de proteger la imagen, dado que se encuentra rodeada de 5 vidrios, en un lugar donde le da el sol casi permanentemente.

¿Quién fue Santa Teresa de Ávila?

Es importante señalar que Santa Teresa de Ávila es la fundadora de las Carmelitas Descalzas, pero también es un hito para la literatura castellana y en lo relativo a los derechos de la mujer, principalmente en el mundo eclesiástico. Santa Teresa vivió en una época en la que la mujer era invisible en la sociedad civil y en la iglesia. Ella fue una mujer libre, independiente y con una garra espectacular a la hora de emprender reformas. Para ser oída, en su obra Camino de Perfección criticó a los inquisidores por prohibir libros y, a la vez, a los curas por permitirlo, refiriéndose a estos últimos como ‘falsos profetas’ y ‘medios letrados’. Ella decía: “Esta casa es un cielo para quien se contenta solo en contar a Dios y no hace caso de contento propio”. Fundó en total 17 conventos: Ávila (1562), Medina del Campo (1567), Malagón (1568), Valladolid (1568), Toledo (1569), Pastrana (1569), Salamanca (1570), Alba de Tormes (1571), Segovia (1574), Beas de Segura (1575), Sevilla (1575), Caravaca de la Cruz (1576), Villanueva de la Jara (1580),  Palencia (1580), Soria (1581), Granada (1582) y Burgos (1582), en el año de su muerte. Fue beatificada por Pablo V en 1614, canonizada por Gregorio XV en 1622, y nombrada doctora de la Iglesia Universal por Pablo VI en 1970. La primera mujer de las tres actuales doctoras de la Iglesia. Las otras son Santa Catalina de Siena y otra carmelita descalza: Santa Teresita del Niño Jesús.

 

¿Qué te pareció este artículo?

Dejanos tu opinión